THE POET DOG – by Juan Carlos Valls

 a Eduardo Sarmiento.

 

por su vida de perro

el poeta convierte en soles los días verdaderos.

es un sitio donde desfilan caras conocidas

la perra madre con su hueso de hombre

la raíz solitaria que alimenta

los círculos concéntricos

y su canción

ese aguanilebongó triste

tartamudeado en su memoria.

el oro no vive en sus colores

y quien lo mira piensa:

es un regalo del cielo su miseria.

sabe que no es ladrar su mejor suerte

y es que en verdad

ni canta.

 

lo que nos manipula

es que escupe a la cara con dulzor.

 

Juan Carlos Valls
Miami, 2010