Luciano y yo llegamos a un acuerdo

Luciano y yo llegamos a un acuerdo

Luciano Sarmiento nació ayer. Ketty está bien y tratando de descansar después de encarar un trabajo de parto que nos deja a los hombres como pendejos gritones.
Cuando mi amigo Carlos Quiroz supo que sería papá, me recomendó un comercial argentino que no olvidaré nunca pues dice algo así:
“Luciano y yo llegamos a un acuerdo. Yo le cambio los pañales, y él me cambia la vida”.